LIVELLO A1 (BASICO)

Consiste en la introducción al idioma italiano, comenzando por la fonética y su correcta pronunciación, para luego adentrarse en el vocabulario cotidiano y la gramática básica.

Los estudiantes van ganando competencia en el idioma tanto en el ámbito escrito como en el hablado. El estudiante será capaz de comprender y utilizar expresiones familiares de uso cotidiano y fórmulas muy comunes para satisfacer necesidades concretas.